Materiales naturales como la madera de bosques sostenibles, la fibra o las plantas, caracterizan nuestro acogedor espacio, con una iluminación y decoración cálida y sobria, donde los colores tierra son los protagonistas.